Mamá y Cáncer

Actualmente es más habitual retrasar la hora de concebir, lo cual sumado a la posible aparición de cáncer, puede comprometer la fertilidad de la pareja. Esta, no solo se afecta por la propia enfermedad, si no también, por el tratamiento que conlleva, ya que puede ocasionar la pérdida reproductiva total o parcialmente. Esto es debido a que los tratamientos tienen un efecto gonadotóxico, los quimioterápicos actúan sobre las gónadas (glándulas genitales), pudiendo causar el cese de su función prematuramente, siendo más frecuente cuanto mayor sea la edad del paciente.

En el caso de la radioterapia, esta, puede dañar el ovario, disminuyendo el número de folículos primordiales, teniendo un efecto variable, que va desde la menopausia hasta una reducción de la reserva ovárica (cantidad de ovocitos en un momento puntual), lo cual puede causar un adelantamiento de la insuficiencia ovárica, afectado a la fertilidad de la mujer.

Todos estos factores hacen que se sea necesario plantearse la preservación de la fertilidad cuando existe un diagnóstico de cáncer, haciendo una reflexión y elección del tratamiento más adecuado en cada caso.

Los procedimientos disponibles para la preservación de la fertilidad son:

 

  • QUIMIOPROFILAXIS

Su eficacia aún no ha sido totalmente demostrada. Existen indicios de un efecto protector de agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (aGnRH) frente a la depleción de los folículos primordiales, protegiendo al ovario de los efectos nocivos del tratamiento. Se cree que mantiene en reposo los ovarios durante el periodo que dure el tratamiento.

 

  • CRIOPRESERVACIÓN DE EMBRIONES Y OVOCITOS

 

EMBRIONES:

Técnica más habitual. Se extraen óvulos de la mujer, tras la estimulación, y se combinan con espermatozoides para formar embriones, que se congelan y después se pueden descongelar y colocar en el útero de la mujer.

OVOCITOS:

Los óvulos se extraen de los ovarios tras la estimulación, se congelan sin fecundar y se conservan para su uso en el futuro. Esta técnica es menos utilizada por la extrema sensibilidad de los ovocitos al proceso de congelación (debido a su alto contenido en agua, con posible formación de cristales además de endurecimiento de la capa externa del ovocito) pero se están estudiando nuevas técnicas de congelación rápida como la vitrificación.

 

  • CRIOPRESERVACIÓN DE TEJIDO OVÁRICO

Se indica cuando no se dispone de tiempo para realizar una estimulación ovárica.

Se trata de una intervención para obtener una muestra del córtex ovárico, y posterior congelación del tejido, donde se encuentran los folículos primordiales con ovocitos inmaduros. Cuando se descongele se realizara un implante del injerto ovárico.

 

  • TRANSPOSICIÓN OVÁRICA

Esta técnica, también conocida como ovaropexia, consiste en mover los ovarios a otra parte del cuerpo y una vez terminado el tratamiento oncológico, se vuelven a colocar en su posición original. Esta técnica solo es posible utilizarla en radioterapia y tiene como objetivo alejar los ovarios de lugar donde se va a realizar la misma.

 

 

TRATAMIENTO FRENTE AL CÁNCER Y FERTILIDAD

Gracias a las numerosas investigaciones, hay técnicas ya implantadas con evidencia científica y alta probabilidad de éxito (crioconservación embrionaria) y otras que están en proceso experimental pero que auguran importantes progresos, como hemos citado anteriormente. Por ello, ante la aparición de cáncer, se puede permitir no perder totalmente la fertilidad, y una vez que la enfermedad desaparezca, emprender el camino de ser padres. La elección de cada técnica dependerá de cada persona, y su éxito dependerá de la gravedad de la situación (grado de toxicidad gonadal del tratamiento) y de la edad, además de otros factores a estudiar en cada caso, como el estado general del paciente, tiempo disponible, importancia de la fertilidad para el paciente o la reserva ovárica. Pero esto nos abre una ventana de posibilidades para poder afrontar la situación, sin tener que renunciar de forma rotunda a la posibilidad de formar una familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *