Otras pruebas de fertilidad en el hombre

  • ANALISIS HORMONAL

Unos valores alterados en el seminograma pueden estar relacionados con la producción de los espermatozoides o espermatogénesis que tiene lugar en el testículo, gracias a la acción de hormonas sexuales como la testosterona, la FSH (hormona folículo estimulante), la LH (hormona luteinizante) o la prolactina.

Por lo tanto, unos valores anormales de estas hormonas pueden alterar la espermatogénesis y, por tanto, la cantidad y calidad de los espermatozoides. Los valores óptimos para los hombres son los siguientes:

  • ESTUDIO DE FRAGMENTACIÓN DEL ADN ESPERMÁTICO

En cualquier etapa del proceso de la espermatogénesis se puede producir un daño en el ADN espermático, éste es un fenómeno multifactorial. Algunos factores que pueden producir daño irreversible en el ADN del gameto masculino, pueden ocurrir durante la producción o el transporte de las células o bien por causas externas que pueden provocar o potenciar los efectos anteriores, como pueden ser las condiciones ambientales tales como la contaminación, el tabaquismo, la temperatura testicular elevada o patologías como la criptorquidia (descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto), varicocele (dilatación de las venas del cordón espermático que drenan los testículos), procesos inflamatorios o infección del tracto genital, cáncer, episodios febriles y estrés, entre otras. A pesar de tener esta patología, el seminograma puede estar correcto, por ello es importante este estudio en caso de no concebir.

Fragmentación:

  • <15%, normal
  • 15-30% elevada
  • >30% patológica (técnicas de reproducción asistida).

  • ESPERMOCULTIVO O CULTIVO DE SEMEN

Esta prueba se realizará cuando los valores de leucocitos superen 1 millón/mL. Se trata de un estudio bacteriológico, para detectar la presencia de microorganismos, que pueden desencadenar infecciones que causan obstrucción, daño celular, daño testicular, epididimitis (hinchazón o inflamación del epidídimo, conducto que conecta el testículo con los vasos deferentes cuyas causas principales son la infección por gonorrea y clamidia), orquitis (inflamación de uno o de ambos testículos cuya principal causa es una infección bacteriana), sangre en el esperma o cambio de olor y/o color en el semen.

  • PRUEBA HIPOOSMÓTICA

La prueba hipoosmótica (Hypoosmotic swelling test) permite evaluar la funcionalidad de la membrana plasmática de los espermatozoides. Se ha observado que una muestra de espermatozoides en un medio hipotónico (bajo en sales) ocasiona un desequilibrio osmótico entre el medio extracelular y el intracelular, situación que el espermatozoide trata de equilibrar difundiendo agua al compartimento intracelular y, como consecuencia, la célula aumenta su volumen. Dicho de otra manera, el medio que rodea al espermatozoide tiene menos sal que el propio espermatozoide, e intentará equilibrar esa diferencia permitiendo la entrada del agua en él, y por tanto aumentando su volumen, si esto no ocurre, será indicativo de problemas en la membrana lo que causará dificultades en la fecundación al no ser espermatozoides funcionales.

  • FISH DE ESPERMATOZOIDES

La FISH (Fluorescence in situ Hybridization, Hibridación In situ Fluorescente) en espermatozoides es una técnica que permite caracterizar parte del material genético de éstos, para saber cuántas copias de un cromosoma hay en cada espermatozoide y calcular el porcentaje de los mismos que están cromosómicamente alterados. Un semen con un porcentaje elevado de espermatozoides cromosómicamente alterados, tras fecundar los ovocitos dará lugar a un mayor número de embriones cromosómicamente anormales. En la mayoría de los casos estos embriones o no implantan o dan lugar a un aborto o un pequeño porcentaje dará lugar a niños nacidos con algún tipo de patología.

Por lo tanto es muy importante para aportar información sobre la calidad del semen del varón.

Los cromosomas que suelen analizarse son el 13, 18, 21, X e Y. Esto se conoce con el nombre de FISH de 5 sondas. Sin embargo, este estudio se puede realizar en otros cromosomas. Un resultado malo o anómalo, se obtendrá del análisis de entre 100-2000 espermatozoides con alta incidencia en las alteraciones cromosómicas comparándolo con un semen fértil.

  • BIOPSIA TESTICULAR

Esta técnica se hará principalmente en varones que presente azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen eyaculado). Se trata de la extracción de pequeños fragmentos de tejido de los testículos, en un proceso de cirugía, para observar si existe la producción de espermatozoides. Para ello diferenciará entre dos tipos de azoospermia:

  • Obstructiva: hay producción de espermatozoides, pero los conductos seminales hacia el exterior están obstruidos.
  • Secretora: No hay producción de espermatozoides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *