Primeros cambios

El día de la cita con la doctora Yunhua Li, fué acompañada de su inseparable Marta, fiel amiga y compañera durante todo el proceso. Las dos sentadas, mirando fijamente a Li, mientras ésta daba indicaciones de todo lo que tendría que hacer a partir de ese día, la vería la semana siguiente para empezar el tratamiento.

Con las mismas se fueron al corte inglés y a la farmacia para comprar todo lo que necesitarían para esta nueva aventura. Solo puede recordar ese día con absoluto amor incondicional a su amiga, haciendo bromas de todo tipo para hacer más ameno el recorrido.

Ella seguía sin creer nada, pero su disciplina y desesperación hicieron que no se saltase ningún paso de lo indicado por la doctora. Primera cita, tumbada en la camilla, llena de agujas en sitios clave, semana tras semana, y solo puede describirlo como una paz absoluta. Entrar en la consulta totalmente coja por las repetidas ciáticas que sufría o el estrés que tenía, y salir de allí como si nada fuese con ella, y sin dolor ninguno.

Durante ese tiempo, aprendió a hacer pan de harina de Kamut o Espelta, a mirar las etiquetas de lo que compraba, a saber si el edulcorante era realmente estevia o no, y aprendió lo mal que lo pasaban las personas con alguna intolerancia, y lo contaminada que está la comida precocinada.

Aquella experiencia más allá de lo que sucediera después estaba empezando a ser totalmente enriquecedora para su persona, empezó a ver la vida de otra manera, a tomarse las cosas con más calma, a respirar antes, a sonreír más. Y se dio cuenta que poco podía hacer su cuerpo estando inmerso en un nivel de contaminación tan grande. Debía empezar a cuidarse mentalmente, y tener tiempos para ella, para respirar, relajarse, y darse cuenta de que todo no es trabajar.

Siempre que cerraba los ojos, recordaba aquel momento en la sala de reanimación, cuando la doctora le dijo que no podría tener hijos de forma natural nunca, y aún ahí, con todas las esperanzas que estaba depositando en este viaje, le lloraba el alma.

Un comentario sobre “Primeros cambios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *